La Ventanita

Abro la ventana al menos una vez al día. Y cuando lo hago intento observar lo que me llena el alma y a través de esa sensación, admiro el maravilloso trabajo de seres humanos creativos y ocurrentes.